lunes, diciembre 26, 2005

Risas para el 2006

Cuando reímos, el cerebro emite una información necesaria para activar la segregación de endorfinas, específicamente las encefalinas. Estas sustancias, que poseen unas propiedades similares a las de la morfina, tienen la capacidad de aliviar el dolor. Las endorfinas también desempeñan otras funciones, como el equilibrio entre el tono vital y la depresión. De ellas depende algo tan simple como estar bien o sentirse mal.

Veamos algunas de las propiedades y ventajas de la risa:

1. Con cada carcajada se ponen en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa.
2. Se lubrican y limpian los ojos con lágrimas. La carcajada hace vibrar la cabeza y se despeja la nariz y el oído. Además, elimina las toxinas, porque con el movimiento el diafragma produce un masaje interno que facilita la digestión y ayuda a reducir los ácidos grasos y las sustancias tóxicas.
3. Entra el doble de aire en los pulmones, dejando que la piel se oxigene más.
4. Durante el acto de reír se liberan endorfinas, los sedantes naturales del cerebro, similares a la morfina. Por eso, cinco o seis minutos de risa continua actúan como un analgésico.
5. Rejuvenece al estirar y estimular los músculos de la cara. Tiene, además, un efecto tonificante y antiarrugas.
6. Previene el infarto: el masaje interno que producen los espasmos del diafragma alcanza también a los pulmones y al corazón, fortaleciéndolos.
7. Facilita el sueño: las carcajadas generan una sana fatiga que elimina el insomnio.
8. Elimina el estrés: se producen ciertas hormonas (endorfinas y adrenalina) que elevan el tono vital y nos hacen sentir más despiertos.

Mi deseo para todos es que en el 2006 lo logremos... a pesar de todo.

¡Feliz Año Nuevo!


El texto está extraído del artículo de Giselle Dexter y Roberto Bardini en Argenpress, que recomiendo leer completo.

Lo más importante de este texto es que es el mail de felicitación que recibo de un gran tío, Mi Tío.

1 comentario:

TheCurry dijo...

El extracto ya lo conocía pero conviene recordarlo de vez en cuando. Y el artículo completo, tal y como nos adviertes es efectivamente muy interesante.

¿echamos unas risas, para terminar el año? ;-)