domingo, febrero 05, 2006

Te veo en mí

y me sorprendo. Y la rabia que me daba recibir respuestas que ahora mismo soy yo las que las da. Si hasta pensar que el pan sólo es pan y el vino es nada más que vino, mientras todo lo demás es huevada para que consuma la "gilada", sin duda me sorprende.
Que la dignidad es el único gran tesoro de un ser humano. Y que aunque duela y casi siempre se pierda, ser fiel a nuestras convicciones, nuestros ideales y nuestros valores es lo que verdaderamente te hace grande.
Una tarde, hace muchísimo, me dijiste que yo te enseñé a ser padre. Vos me enseñaste a ser la persona que quería ser.


Feliz Cumpleaños Papá


Y a esos que se empeñan en dar carnet de viejo a los de 65, no les des ni bola ;)

5 comentarios:

VeNGaDoR dijo...

FELICIDADES!!!

Anónimo dijo...

hola
Me sorprende escribir aqui, pero si no tengo mala informacion es tal vez parte de la familia,
raul
raulwals@hotmail.com

Morghana dijo...

Y tanto que sí, vaya sorpresa!!!

Bienvenido Raul a este rinconcito que tengo en Internet.

Normita dijo...

Ya lo creo que es una sorpresa. Qué familia esta! Con semejante cosa, seguro que tu padre se ha quedado pasmado.

ummo dijo...

Realmente no apreciamos el valor de lo que nos enseñan nuestros padres hasta que hemos de enseñárselo a nuestros hijos. Supongo que es ley de vida.

Felicidades. A ambos.