sábado, agosto 21, 2004

Envidia cochina

Resulta que hace un tiempo, mi amiga latata, la casi arquitecta, hizo un blog de estos, y al leerlo con el tiempo, me dio envidia y dije, por qué no? Eso sin contar que otro amigo, jubi el pucelano, tambien me dio cierta envidia con su web, donde se recreo con halagos para toda la peña levantina.

Y por eso aqui estoy, por pura envidia, para soltar esas cosas que nunca faltan rondando en la cabeza. Una especie de catarsis emocional, de reflexion en voz alta, aunque sin que falte algun cachondeillo que otro, en definitiva, esos cruces de cables que no hay almohada que los resista.

El título? es que siempre me salen en ingles; nunca os habeis sentado en un muelle? perdiendo el tiempo mirando el reflejo del sol poniente en las olas. Se va la olla, tienes paz interior y hasta llegas a creer que eres feliz.

Este puede ser el comienzo de ...de lo que quiera ser y espero que me sigais de tanto en tanto, con vuestros posts, por aquello de no perder el norte, como se suele decir.

Ahora que me doy cuenta, esto de los desvarios mentales te deja el cuerpo estupendamente, asi que ala, hasta el próximo, que fijo que repito.


Morghana

2 comentarios:

Tata. dijo...

Vaya! Pues sí que me alegro de que te animes a bloggear un poco... A ver con qué nos sorprendes (seguro que algo bueno ;)

Un besazo y no lo dudes, que estaré rondando por aqui de vez en cuando (que rima :P)

Hasta pronto!!

Brocco dijo...

Pues es un bonito nombre ;)
Yo también empecé mi blog por casualidad, y mira, m lo paso pipa, la verdad!