jueves, marzo 15, 2007

Principios de la Propaganda

1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan".

4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5. Principio de la vulgarización. "Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar".

6. Principio de orquestación. "La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas". De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad".

7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer mucha gente que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.

Joseph Goebbels




Esta es una entrada del blog de Nacho Escolar, así, sin comentarios.
Y para qué decir nada. Solo hay que encender la tele y ver como estos principios se ponen en práctica en nuestra rabiosa actualidad.

Los pelos de punta.

6 comentarios:

Megachix dijo...

Juas! Lo han clavado!!! ¡¡¡Los 11 mandamientos de la oposición en estos momentos!!!

Lo malo es que estoy segura de que podría ser aplicable al contrario si la situación fuera la inversa... no se si me explico...

En fin, espero que no todo el mundo sea del montón y que no todo el mundo olvide... pero sinceramente, muy sinceramente, para mi, ni los unos ni los otros. ¡¡¡Quiero unas elecciones ya para ejercer mi derecho a no votar!!! Se nos ha dicho durante mucho tiempo que el votar es un derecho que no debemos desperdiciar, y que quien no vota no tiene derecho después a quejarse. ¡Falso! El mero hecho de no votar ya es toda una queja en sí, de hecho no creo que exista un queja mayor.

Si en las próximas elecciones la abstención de votos fuera de un 70% a ver que gallo cantaba...

He dicho :D

Besooooooooooos :***************

Morghana dijo...

En eso no estoy de acuerdo. Hay que votar.
En esta democracia, en la que los referendums y plebiscitos no se llevan, las elecciones son la única oportunidad de plasmar lo que la gente piensa. Las manifestaciones no valen, luego cuentan mal, tiene que quedar registrado.

En un sistema electoral por proporcionalidad, no es lo mismo no votar que votar en blanco. Si votan pocos, la torta se reparte entre los que fueron y la cosa queda igual. Si votas en blanco, esos votos también cogen tajada y queda menos tarta para los demás.
En cualquier caso, opino también que siempre hay que mojarse, pero eso ya es otro tema.

ummo dijo...

Creía que se estaba hablando de la $GA€ :P

Pero puestos a hablar de política hay que decir que sí, que es tal cual actúa el PP, como muchos comentan por ahí, pero hay que ser sinceros y admitir que el PSOE hizo y hace exactamente lo mismo, que en el fondo son todos iguales, así que no hay que ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el nuestro, siempre que seamos partidarios de un partido político.

Y yo también estoy de acuerdo con Morghana, hay que votar, que es la única arma que tenemos los ciudadanos de a pie.

ale dijo...

yo también soy de la opinión de que hay que votar, pues la abstención es indiferencia, no protesta. la protesta está en el voto en blanco.

en bélgica (u holanda, no recuerdo) el voto es obligatorio y hay que presentar razones de peso para no ir a votar. debería probarse un año aquí a ver qué pasaba.

Morghana dijo...

En Argentina, votar también es obligatorio y no hacerlo está penalizado, no con multas sino con sanciones cívicas.
En una ocasión me robaron un bolso en el que iba mi dni. Próximo un referendum o no me acuerdo que, no pude votar. No pasó nada pero, cuando iba a venir a España, tuve que ir a la Cámara Federal Electoral, con la denuncia del robo, para justificar que no voté, ya que si no lo hacía, no podía obtener mi pasaporte.

ummo dijo...

Pues deberíamos aprender de los argentinos, que la ley es magnífica, no como otras leyes estúpidas que tenemos por aquí.