miércoles, junio 15, 2005

Dicen que una imagen...



Es bonita, no? Y perfecta, la bailarina apenas se detenía unos segundos en esa pose y consigue un equilibrio de líneas impecable, y el fotógrafo captó el instante, exaltándolo desde su posición, captándo la iluminación que juega en la figura.

En mi familia somos aficionados al Ballet, que ha sido (y en gran medida aún lo es) parte de nuestras vidas. Esta foto es un cuadro de la casa de mis padres, o mejor, es EL cuadro, y si hablara nos contaría emociones, pasión y hasta dimes y diretes. Cuando ayer recibí la foto en un correo de mi madre, todo revivió.

Dicen que una imagen vale mas que mil palabras, pero esta cuenta una historia, una de mi familia...

Osvaldo, el fotógrafo nunca imagino la dimensión de aquel click.

La bailarina...es mi hermana...

3 comentarios:

ummo dijo...

Has hecho que me salga una lagrimilla, que lo sepas... :*

Babel dijo...

Siempre he admirado mucho a la gente que tiene estas aficiones (por llamarlo de alguna manera).

Muy bonita esta foto!

Morghana dijo...

En realidad de aficion tiene poco, años de mucho curro y sacrificios, por parte de nosotras que bailabamos, los padres que nos apoyaban, aunque con el alivio de lo que dice el refran: sarna con gusto...

Te creo ummo, yo misma me emociono al releerlo y una que yo me sé creo que aun esta moqueando ;)