miércoles, marzo 19, 2008

Santos folloneros

Este año los santos han confabulado para poner sus fiestas todas juntas en el mismo fin de semana. Eligieron este fin de semana, justo el mismo que yo pretendo usar para descansar un poco, bueno, tengo berenjenales serios que resolver, pero pretendía descansar también.

Aún no he logrado entender porque se debe celebrar la santidad de alguien que otro alguien una vez decretó que era santo, pero como todo, el quiera festejar es libre de hacerlo, total que vayan a la iglesia, un poco de recogimiento y ayuno, eso no molesta a nadie...juass que equivocada estoy.

Para celebrar la santidad de alguien que otro alguien una vez decretó que era santo, hay que hacer ruido, mucho ruido, petardos a todas horas, con las tracas más violentas a las 2, justo cuando te pones el primer bocado de comida en la boca, pasacalles que tocan el tractor amarillo a las 8 de la mañana, chiringuitos que venden porquerías instalados en las calles principales dejándolas sin tránsito de vehículos, y gente, mucha gente, por eso de la ciudad turística de la entrada de antes, que entiende esto de las fiestas como una vía libre para beber hasta la ceguera, e ir bolinga haciendo el indio hasta altas horas.

Al juntar todos los santos en un mismo finde, los desfiles de carrozas de las fallas de San José, se juntan con las procesiones de Semana Santa y las manadas de guiris, vestidos de verde con gorros que incluyen pelucas de colores, que festejan Saint Patrick

Si se me ocurre comentar algo, siempre tengo la respuesta que al parecer debe justificarlo todo: - ché, que estamos en fiestas, aunque sea más que evidente que las fiestas no son para todos, al menos por aquí.

Después de 18 años viviendo en España, sigo teniendo problemas de integración: no entiendo las fiestas, además, no pinto nada en las fiestas: soy agnóstica y abstemia.

2 comentarios:

Antonio dijo...

A mi no me gustan las fallas de Valencia y sinembargo he nacido en Valencia y de padre valenciano.
Las fiestas sólo sirven para que la gente se desahogue y se olvide de su triste realidad.

MiTH dijo...

Si, yo me pregunto porqué siempre puedo aparcar a la puerta de casa y esta semana tengo que dar vueltas para hacerlo.

En fin, al menos aquí las procesiones no molestan demasiado si no vives en el casco antiguo.