viernes, julio 27, 2007

La flaca

Por allá dicen, me encontré con un flaco... o has visto la flaca esa?... y rara vez la expresión tiene que ver con la apariencia física de la persona en cuestión.

Pero luego se da el caso, en el que eres flaca de verdad, entonces en la Facu y alrededores universitarios, yo era La Flaca.

Ser flaca nunca tuvo mayor importancia para mí. Con los años vas mirando el nivel de hierro y cuidas que los calores levantinos no acaben evaporándote por completo, pero fuera de eso y el deseo reprimido de alguna talla más de sujetador, la cosa nunca fue relevante.

De un tiempo a esta parte, sigue sin ser un problema para mí, aunque me tengo que parar a pensar que esto de la flacura está bien a los 25, cuando entras en un mercado de estereotipos sociales; pero a los 41, con casi 15 años casada y después de haber parido a dos monadas, ser flaca NO está bien visto, no molas.

Con cualquier mujer en condiciones similares que te cruzas, acabas siempre escuchando "que delgada que estás" (dejando ver la hiel brotar). Y si es más joven, bue...Ya no hablo del tiempo y demás frivolidades y por supuesto, ninguna posibilidad de exponer las riquezas con las que intento llenar mi espíritu.

En fin, esto de los valores, cada vez está más hecho polvo. Me tomo una de estas y como diría mi hermano: Es lo que hay!

3 comentarios:

** VeNGaDoR ** dijo...

Con ese titulo se me viene a la cabeza la cancion de Jarabe de Palo:

"Por un beso de la flaca yo daría lo que fuera..."

Por cierto que si quieres kilillos, a mi me sobra alguno :D

PULGACROFT dijo...

Y si no fuera flaca, sería gorda, o baja o alta...el caso siempre es sacarle defectos a los demás...ayyyy que somo así de imbéciles muhas veces...
Saludos!!

betdeivis dijo...

¿eres flaca y te quejas? ¡en esta parte del mundo, digo! cuando andamos todas a vueltas con los kg. y si se pasa de los 40... pues envidia cochina por huesos y pieles
¡enhorabuena! nunca estarás obesa, no te subirá la tensión ni el colesterol, y cuando las tetas se te caigan en vez de parecer dos saquitos de harina (de otro costal), parecerán dos higos (pasos) pero de algo hay que reirse, y mas a estas alturas!

aaaaanda, daaaame aaaalgo!! te regalo 5 kg. ¡dee baldeee!