martes, enero 30, 2007

Música que escuchamos

Viajes al trabajo y entretiempos con un MP3 colgado, por la calle; cadenas Hi Fi, el 5.1 de la tele, el iBook, en casa. En otros tiempos los vinilos y cassettes. Y la eterna radio.

Llevo toda la vida escuchando música en casi todos los formatos.

Lo que nunca logré entender es el bioreproductor; sí, sí, ese que se dispara en tu interior y pone a dar vueltas en tu cabeza alguna canción que te llega al corazón, o el anuncio más pegadizo y hortera del momento.

¿Quién elige esa música? ¿Tiene formato? y lo más importante, ¿desde dónde se apaga?

5 comentarios:

** VeNGaDoR ** dijo...

Aysh por dios como se para esto que no para de sonar la cancion del ING direct y el freshbanking de los PIIIIIIIIII

Kiraya dijo...

¿Para qué sirve estudiar Etología si no puedo responder a esta pregunta ni haciendo cábalas imposibles?

Saludos!

ale dijo...

y lo que es peor: cuanto más mala es la música con mayor facilidad se pega y más cuesta quitársela de encima :mecawen

ummo dijo...

Yo no he escuchado tanta música en mi vida, aunque me gusta desde Beethoven hasta Melendi, pasando por Los Chichos, Bob Marley o Boney M; yo siempre he sido más de radio, pero no la musical, sino la informativa: me gustan las tertulias, los debates de opinión, puesto que me ayudan a formar mis ideas y a tener una visión más amplia del mundo.
Pero de vez en cuando también oigo una musiquilla que no hay manera de sacarla de encima y, cierto, cuanto más mala es, más se pega ;)

TheCurry dijo...

Mu sencillo. Esto suele ser como las resacas que un clavo saca otro clavo.

Lo malo es cuando la que entra es peor que la que sale.